Historias de Horror

Cuentos de terror del escritor panameño Enrique Ceballos

En esta historia de horror, un mensaje en cadena se difunde peligrosamente por todos los teléfonos.

 

-Has escuchado sobre la cadena de mensajes que están llegando a los celulares?

-Cual cadena de mensajes?

-Un mensaje misterioso que nadie sabe quien es el remitente original, pero se dice que debes reenviarlo a todos tus contactos en menos de 2 días, ya que si no lo haces, te suicidas.

-Jaja, de verdad crees en esas tonterías Verónica?…

-Yo no lo creo, pero me parece extraño la cantidad de suicidios en adolescentes que han habido en las ultimas semanas, incluso suicidios grupales…la cosa es que ten cuidado con lo que recibes, dicen que al final del mensaje que tiene apenas unas pocos lineas, te dice la hora exacta en la que cometerás el suicidio, y te confieso algo…yo lo recibí hace dos días, que se cumplen hoy a las 7:34 pm, no lo he reenviado a nadie, pero espero sea todo falso Mónica.

-Es un poco tétrico Verónica, pero tranquila, nada te va a pasar, mañana a esta hora estaremos riéndonos de este tema.

Sin embargo, algo realmente estaba pasando en el pueblo, los adolescentes que recibían aquel mensaje y no lo reenviaban, sufrían de alucinaciones terribles las horas previas a su suicidio, luego, exactamente 2 días después a la hora señalada, misteriosamente entraban en una especie de trance y se suicidaban, habían casos en los que los chicos aparecían degollados, ahorcados, quemados, ahogados, todo era posible, no todos morían igual, y esto se debía a que se suicidaban a la hora marcada y con lo que sea que tuvieran a la mano en ese momento, o lo que sea que estuvieran haciendo, nadie había podido descifrar que pasaba.

Tal vez por eso Verónica no le había contado a Mónica que estaba sufriendo las alucinaciones, tan horribles en las cuales se veía a si misma asesinando personas, y a la vez siendo asesinada, también veía una sombra aproximándose a ella, pero simplemente nunca intento reenviar el mensaje para no maldecir a mas nadie. Esa noche, como a las 8:00 pm, Mónica llamaba a Verónica, ya que no le respondía los mensajes por el celular, pero al parecer las llamadas tampoco las respondía, así que Mónica se fue a dormir y decidió hablar con su amiga al día siguiente.

Al amanecer, lo primero que hizo Mónica fue llamar a Verónica, mientras su madre tenia la mirada puestas en las noticias de la mañana, y en una muy particular en la que se hablaba sobre un nuevo suicidio en la comunidad, nada menos que el de Verónica. Mónica salir lo mas apresurada posible a casa de su amiga, donde el padre, muy afligido, le contó sobre como encontraron a su hija muerta a exactamente a las 7:34 p.m. Lo que describió fue algo aterrador, su hija estaba encerrada en su habitación donde parecía estar llorando, pero murmurando algo, lo cual resulto ser que rezaba con un rosario en la mano, como si estuviera realmente asustada, pero luego, salio de la habitación sin decir palabra alguna, sin llorar, como si estuviera poseída por algo, y con su mirada perdida y puesta en el infinito, introdujo el rosario dentro de su garganta, lo empujo tan profundo que empezó a ahogarse, luego cayo por las escaleras de la casa muriendo al quebrar su cuello, costillas y cadera.

Mónica estaba impactada, no podía creer que su amiga se hubiera suicidado, y en ese momento, un mensaje de cadena llego a su celular, Mónica con gran temor, imaginándose lo que podría ser, trato de no leer lo que decía, pero si pudo ver la fecha que tenia, la cual era dos días a partir de ese momento, exactamente a las 3:33 p.m, Mónica entro en pánico y corrió a su casa, llegando muy alterada contándole a su madre todo lo que había pasado,acerca de la cadena de mensajes, y de porque murió Verónica, y de que tal vez ella moriría en dos días si no lo reenviaba, pero ya las alucinaciones habían comenzado, y su madre parecía un monstruo, veía sombras e imágenes aterradoras, estaba muy aleterada. Pero para su madre no era mas que la conmoción por la muerte de su mejor amiga, así que le quito el celular, y le dio un vaso con agua con una pastilla para relajarla, luego Mónica acostada en su cama se quedo dormida.

Al despertar al día siguiente, su madre estaba parada frente a su cama, viéndola fijamente, pero no hablaba, ni le decía nada…

-Mama…cuanto tiempo he dormido…donde esta mi celular?

Pero su madre ya no le respondería, ella ya tenia un enorme cuchillo con el que estaba preparándole el desayuno a su, y en su trance lentamente levanto la mano, y sin emitir sonido alguno de dolor, se degolló frente a su hija bañándola en sangre, Mónica gritaba como loca al ver como su madre moría desangrada, ella en medio de su dolor entendió que de alguna forma también su madre había recibido el mensaje…pero…era claro que ya habían pasado los dos días, como era posible?

Mónica encontró su celular para reenviar el mensaje y poder salvarse, y recordó la pastilla que su madre le había dado para dormir, bajo rápidamente las escaleras, vio el calendario, y se dio cuenta de que no había pasado un día, sino dos, la pastilla la había hecho dormir mas de lo que pensaba, Mónica vio como una figura fantasmal se acercaba a ella mas y mas, caminando lentamente desde fuera de la casa, hasta detenerse en la entrada, Mónica giro su cuello hacia donde estaba el reloj para mirar que hora era, y justo cuando iba a reenviar el mensaje para alejar aquella silueta siniestra, el reloj marco las 3:33 p.m, Mónica entro en un trance, su mirada se perdía, dejo caer el celular al suelo, y camino hasta salir de la casa, sin detenerse, la figura fantasmal parecía llamarla, ella camino hasta la calle, y parándose en mitad de la misma, el conductor de un camión no pudo detenerse a tiempo, arrollando mortalmente a Mónica, tan fuerte que una de sus piernas voló por los aires.

En las noticias de la tarde, todos en la comunidad estaban atónitos e impresionados por lo que había ocurrido con una madre y su hija, los dos últimos suicidios registrados…suicidios que al final, tal vez no lo sean, porque solo los que están condenados y les esta llegando su hora, pueden ver quien realmente los hace asesinarse, aquella figura fantasmal sin una clara descripción.

Esa noche, cuando todos se fueron a sus casas junto con sus familias, adolescentes, niños, ancianos, adultos, en fin todo aquel que tuviera un celular, escucharon el tono, indicándoles que recibían un mensaje en cadena.

Deja un comentario

Allowed tags:  you may use these HTML tags and attributes: <a href="">, <strong>, <em>, <h1>, <h2>, <h3>
Please note:  all comments go through moderation.