Historias de Horror

Cuentos de terror del escritor panameño Enrique Ceballos

En una solitaria parada de autobus pasando la medianoche, se encontraba una niña de unos 14 años de edad que parecía estar perdida o …continue reading Cuento de terror: Una chica débil

stop-1131143_960_720

En una solitaria parada de autobus pasando la medianoche, se encontraba una niña de unos 14 años de edad que parecía estar perdida o tal vez esperando el siguiente transporte. Estaba visiblemente nerviosa, y no era para menos, era demasiado tarde y estaba sola, ademas detrás de la parada había un enorme arbusto en el que cualquiera podría esconderse y atacarla. El tiempo seguía su curso, cuando a lo lejos, la silueta de un hombre comenzó a aproximarse hacia aquella parada donde ella se encontraba, el hombre se acercaba lentamente, y la chica no pudo mas que apretar su falda fuertemente con sus manos, como rogando que el tipo pasara de largo, pero para su desgracia, se sentó justo a su lado.

No le podia ver el rostro, pero sentía como la mirada de aquel hombre se paseaba por todo su joven cuerpo, como examinándola, ella lo miro de reojo y con voz temblorosa mostró su educación.

-Buenas noches señor, espera el autobus?

-Buenas noches jovencita, autobus? -NO! yo salgo todas las noches a ver que encuentro en mi caminar, y parece que esta noche he tenido suerte, eres una chica muy linda.

-Por favor no diga eso, estoy muy nerviosa de estar aquí solita, créame que si no tuviera un motivo, ya me hubiera ido…

-Ah ya veo pequeña, yo también tengo un motivo, me encantan las niñas, no te gustaría irte conmigo?

La chica al darse cuenta de lo que insinuaba aquel misterioso y peligroso hombre, entro en pánico, y comenzó a llorar, pero no se iba de aquel nefasto lugar, solo lloraba mientras le pedía al hombre que no le hiciera daño. Pero aquel pervertido viendo la fragilidad de la chica, fue deslizando su asquerosa mano por entre sus piernas, mientras la presionaba a su pecho con la otra, mostrando una cara de lujuria y perversión, sin duda la peor pesadilla de la pobre chica.

-Que hace?…déjeme…suélteme…o sino…

-Vamos chiquilla, es inútil, que vas a hacer, ahogarme con tus lágrimas?…

El pervertido gozaba de su acto mientras tocaba a la chica, pero su excitación cambio en un segundo a dolor y luego a terror, cuando la pequeña lo ataco mordiéndolo fuertemente en el cuello, succionando su sangre, desesperadamente trataba de quitársela de encima mientras gritaba, pero aquella débil chiquilla ahora tenia la fuerza de 100 hombres, sus ojos y rostro habían cambiado, las lagrimas que hace solo unos momentos corrían por sus rosadas mejillas ahora eran negras como la misma noche, su lengua era larga y delgada, tanto, que salia por la boca del malvado pervertido. Su ataque y mordida fue tan fuerte, que casi le había arrancado la mitad del cuello al hombre, y aun agonizando, la chica lo arrojo al pie del matorral detrás de la parada de autobus.

-Vaya señor, realmente me asustó, es usted muy malo, yo soy solo una niña!

Fueron las palabras que le dijo al hombre antes de finalmente morir desangrado. Mientras la chica se lamia la sangre utilizando su larga, negra y delgada lengua, unas manos como garras salieron de entre los arbustos sujetando el cadáver del hombre y arrastrándolo dentro, la chica miro y sonrió, y una voz delgada pero muy aguda le dijo en tono algo molesto.

-Cuando vas a dejar de llorar a la hora de comer?…ya tienes 14 años!

-Debes tenerme algo de paciencia, yo no soy tan fuerte como tu…solo soy una niña débil y asustadiza…

Su conversación fue abruptamente interrumpida, cuando un joven llego a la parada…

-Pero que hace una niña tan linda como tu aquí sola a estas horas?…te puedo acompañar?

Esta vez la chica hizo una pausa, y luego de estar unos segundos en silencio, seco sus lagrimas, y le sonrió, mientras él se sentaba a su lado.

Deja un comentario

Allowed tags:  you may use these HTML tags and attributes: <a href="">, <strong>, <em>, <h1>, <h2>, <h3>
Please note:  all comments go through moderation.