Historias de Horror

Cuentos de terror del escritor panameño Enrique Ceballos

En este cuento de terror un chico maltratado por su hermanastro pide un deseo a Papa Noel.

santa-with-sleigh-1032559_960_720

Nicolás era un chico muy retraído, que vivía en un lindo hogar, con unos padrastros muy dulces, que lo querían mucho, pero con dos hermanastros, que solo sabían burlarse de el por ser adoptado, por usar anteojos, y por ser tan tímido, sus dos hermanastros eran chicos adolescentes, mientras que Nicolás era apenas un niño de 10 anos, que todavía creía en Papa Noel, lo cual era aun mas motivos de burlas de parte de sus hermanastros…

Nicolás le contaba a sus padrastros sobre los malos tratos de sus hermanastros, pero solo le decían que no les hiciera caso, que no era para tanto, pero los señores no sabían las penurias por las cuales pasaba Nicolás, golpes, malos tratos y lo peor era que sus hermanastros eran ejemplares siempre al frente de sus padres, y mentían diciendo que eran ideas de Nicolás, que ellos no lo molestaban.

Faltando unas semanas para Noche Buena, Nicolás se encerró en su cuarto a escribir su carta para Papa Noel, no le interesaba pedir juguetes, ni regalos, todo lo que Nicolás le pedía a Papa Noel, era que sus hermanastros lo quisieran, y que todos tuvieran salud y bienestar en la familia por igual, Nicolás tenia un pequeño gatito, el cual era su mascota y lo quería mucho, pero una noche, estando en su habitación, y con sus padrastros fuera de casa, sus dos amorosos hermanastros decidieron jugarle una broma..
Entraron a su habitación, y mientras uno lo sujetaba, el otro tomó a su gatito, lo metió en una cajeta de zapatos, y lo empezó a patear, como si fuera una pelota de fútbol..

-Nicolás, la verdad es que nos tienes hartos a Miguel y a mi, nuestros padres te tratan mejor, porque te tienen lastima, porque eres un pobre huérfano, ojala nunca hubieras venido a esta casa, sujétalo Miguel…..mira lo que hago con tu maldito gato…le dijo un desquiciado Andrés a Nicolas, que solo podía ver con terror, como Andrés estrellaba a su gatito contra la pared asesinándolo, luego Miguel le dio un golpe a Nicolás, dejándolo inconsciente…

Al despertar Nicolás, no pudo contener el llanto al ver a su gatito muerto, pero al mismo tiempo se lleno de un odio incontenible hacia sus hermanastros, Nicolas dejo pasar los dias, pero una noche antes de Noche Buena, cambio su carta a Papa Noel….

Querido Papa Noel:

Hola soy Nicolás, se que te pedí, salud y bienestar para mi familia, pero ahora quiero pedirte algo diferente, no quiero regalos, ni juguetes, solo te pido de todo corazón, que castigues a mis hermanastros, quiero que los hagas sufrir como sufrió «Tito», quiero que les arranques los ojos, los dedos, la piel, sus partes, quiero que paguen por todo lo que me han hecho, he sido un niño bueno, así que estoy seguro cumplirás mi deseo.

Atte: Nicolás!

Luego tomo la carta y la puso debajo de su almohada…

En la noche de Noche Buena, todos dormían en la casa, todos menos Nicolás, que estaba pendiente de ver si Santa venia, el estaba seguro de su existencia, era una Noche Bueno poco usual, no se escuchaban los cantos de Navidad, y la noche estaba un poco tenebrosa, pero el odio que sentía Nicolás era tan grande, que estaba deseando con toda su alma que algo maligno sucediera…

En ese momento, Nicolás escucho un ruido en la sala de la casa, como si alguien hubiera entrado, decidió levantarse de la cama, y bajar lentamente las escaleras, en ese instante no se escucho mas nada, pero el siguió revisando, mientras arriba sus padres y hermanastros seguían durmiendo, pero… sintió una brisa fría y escalofriante que venia del área de la cocina, Nicolás, ahora un poco asustado asomo apenas un poco la cabeza, fue cuando vio a alguien vestido como Santa, solo que este Santa, parecía mas un demonio disfrazado que cualquier tierno Papa Noel de sus cuentos infantiles, tenia dedos largos y unas largas, su rostro era espeluznante…y tenía una enorme especie de hacha…pero Nicolás no pudo seguir viendo, y corrió asustado hacia su habitación, y se metió debajo de las sabanas temblando….

Luego escuchó como los pasos de este Santa venían subiendo las escaleras lentamente, y solo se escuchaba su respiración…Papa Noel se detuvo en la habitación de Nicolás, se le quedo viendo y después de sonreirle de una forma macabra, se dirigió a la habitación de sus hermanastros, y los saco a ambos por los aires de una forma aterradora, ellos trataban de gritar, pero no salia nada de sus voces, los padres no despertaban, era como si estuvieran en el mas profundo de los suenos, Nicolás solo pudo ver como sus aterrorizados hermanastros era llevados abajo por Papa Noel, Nicolás se arrepintió de lo que había hecho, e intento detenerlo, pero no podía mover un musculo, estaba petrificado, y solo pudo escuchar como Santa, partía en pedazos los cuerpos de sus hermanastros, tal y como el había deseado en su carta…era inútil, sus hermanastros murieron, sin ni siquiera poder gritar por ayuda…

A la mañana, los padres despertaron, y notaron que Miguel y Andrés no estaban en sus habitaciones, fueron a la de Nicolás, y lo encontraron parado en mitad de la habitación sin decir nada, con una mirada de terror en sus ojos, los padres no sabían que le pasaba, era como si no tuviera alma, corrieron abajo buscar a los demás, y fue entonces cuando vieron la nueva decoración del árbol de navidad que tenían en casa, los adornos que colgaban eran los ojos de Andrés y Miguel, sus brazos y piernas, cada dedo de manos y piernas habían sido cortados y colgados en el árbol, el cual no se veía verde, sino rojo por la sangre de los chicos, y arriba donde va la estrella, estaban las cabezas de ambos, con una expresión de terror antes de morir… en la pared de la sala decía escrito en sangre: «Feliz Navidad».

Nadie en el pueblo podia creer lo que había sucedido en esa casa, se dice que los padres jamas volvieron a ser lo amorosos que eran antes, ahora solo tenían a Nicolás, que después del incidente habia dejado de hablar, y no salia de su habitación.

12 meses después, faltando poco para Noche Buena nuevamente, la madrastra de Nicolás, que era la que mas afectada estaba por lo sucedido, limpiando el cuarto del niño, encontró la vieja carta, donde Nicolás había pedido su deseo a Papa Noel, de hacer pagar a sus hermanastros, la señora, no podía creer lo que estaba leyendo, todo había sido culpa de Nicolás, ella perdió a sus dos hijos biológicos, por culpa de un adoptado que nunca fue digno del amor de su familia, estos pensamientos enfurecieron a su madrastra, al borde de la locura.
El dolor de una madre por la perdida de sus hijos es tan grande, tan grande…..que decidió escribirle a Papa Noel, esta vez una carta por parte de ella….

Esa noche en Noche Buena, Nicolás dormía….y escucho un ruido que venia de la sala de la casa, recordó lo que había pasado hace 12 meses, otra vez los pasos subían las escaleras de la casa, otra vez ese aliento, esa respiración, el golpe del hacha dando contra las escaleras, Nicolás empezó a temblar de terror, las lagrimas salían de sus ojos, sus padres dormían, se cubrió con la sabana…y espero, luego de un silencio, se destapo un poco para mirar hacia la entrada de su habitación, y solo pudo ver como un espeluznante Papa Noel, después de sonreirle macabramente, y con el hacha en alto, la dejaba caer sobre su cabeza..

Deja una respuesta

Allowed tags:  you may use these HTML tags and attributes: <a href="">, <strong>, <em>, <h1>, <h2>, <h3>
Please note:  all comments go through moderation.