Historias de Horror

Cuentos de terror del escritor panameño Enrique Ceballos

La casa de un escultor está llena de bellas obras de arte. En este cuento de terror descubriremos que puede haber algo más.

hand-984170_960_720

Oye Tomás como estás?, soy Gutierrez..te llamo porque necesito un favor tuyo, sabes que soy escultor de cera, y me voy de viaje a una conferencia, en mi casa tengo muchas de mis esculturas, y la verdad no quiero dejar mis obras solas, bueno quería saber si podrías quedarte en mi casa cuidándola hasta que regrese, me sentiré más tranquilo si se que alguien esta aquí.

Puedes utilizar todo en la casa, y te dejare una computadora, para que te comuniques conmigo online, en caso que tengas algo importante que decirme; te parece?

-Perfecto Gutierrez, estoy libre por estos días, así que pasarme unos días en tu casa estaría genial, aunque es un poco grande para una persona sola, no se como lo haces…pero allí estaré.

Al llegar Tomas a la casa de su amigo, quedo impresionado por el tamaño y lo linda que era la casa, encontró la llave escondida, y entro a verla, todavía eran horas de la tarde, al entrar y recorrer la casa, encontró un salón donde Gutierrez guardaba todas sus estatuas de cera, habían muchas esculturas hermosas, de dioses griegos, de mujeres hermosas, y hasta de artistas famosos, todas, al ser de cera se veían muy reales, Tomas recordó lo delicado que es el trabajo de Gutierrez, así que prefirió salir de ese salón, para no romper nada y subir a la habitación para prepararse a dormir; pero antes, vio que de entre todas las estatuas de cera, había una, que estaba cubierta por una sabana blanca y larga, pero se notaba por su silueta que podría tal vez ser la de un hombre, a Tomas le pareció extraño, pero cerro la puerta y fue a dormir.

A eso de la 1:00 am, Tomas se despertó un poco alterado, un ruido que provenía del salón de las estatuas lo hizo salir de la cama, bajo con cuidado, linterna en mano, abrió lentamente la puerta del salón, y alumbro las estatuas, todas estaban allí, las ventanas de la casa estaban bien, y la alarma no había sonado, Tomas pensó que tal vez era su imaginación y decidió regresar a la habitación, pero antes de cerrar la puerta, algo llamo su atención, la estatua que estaba cubierta con la sabana blanca no estaba en el salón, como era posible?….Tomas reviso brevemente la casa y no la encontró, pensó que tal vez si estaba en el salón, y que por el cansancio no la vio…

Bah!! no voy a dejar de dormir por buscar una tonta estatua, seguro allí esta, no puede haber salido…dijo sonriendo.

Pero al regresar a la habitación, la estatua estaba parada en el pasillo que daba directo a la habitación, cubierta con la sabana blanca….Tomas casi sufre un infarto del susto que le dio, pero no entendió como fue posible, sin tiempo para analizar, la tomo con mucho cuidado, y claro algo de temor, y la llevo de vuelta al salón, y cerro la puerta, asegurándose de que nada saliera de allí, la situación no era nada normal.

Tomas se acosto nuevamente, y trato de quedarse dormido para olvidar el confuso incidente. A la mana siguiente, cuando Tomas bajo las escaleras, se dio cuenta que la puerta del salón estaba nuevamente abierta, pero como, si el se aseguro de cerrarla.

-Pero que demonios sucede en esta casa, es una broma?….

Tomas volvio a cerrar la puerta, pero al dirigirse a la cocina a hacer su desayuno, la estatua estaba allo, nuevamente afuera, cubierta con su sabana, parada frente a la cocina…
Esta vez Tomas si se asusto, tanto fue su miedo, que no se atrevía a quitar la sabana de aquella siniestra estatua, esta vez no la regreso al salón; ya no podía siquiera tocarla, decidió salir de la casa y regresar a la noche para hablar con Gutierrez por internet y contarle sobre lo que estaba pasando con la estatua, y esa especie de situación paranormal.

Esa noche, al regresar Tomas a la casa, la estatua no estaba por ningún lado, el subió rápidamente a la habitación, y se conecto rápidamente a internet para hablar con Gutierrez en video llamada, ya que era el horario en el podían comunicarse.

-Hola Tomas como estas, todo va bien?

-Gutierrez todo esta bien, pero debo decirte que algo esta sucediendo con esa estatua que tienes cubierta con una sabana, me pone los pelos de punta, tal vez no me creas, pero parece que tiene vida propia, no importa si el salón esta cerrado, ella sale, y camina por todos lados de la casa, que imagen tiene?…ni siquiera me atrevo a quitarle la sabana……pero debes decirme que demonios sucede, incluso en este momento no se donde esta….

-Espera un momento Tomas…cálmate, puedo ver por tu rostro que estas muy angustiado….sin embargo no se de que me hablas, yo no cubro mis estatuas con sabanas, ni nada de eso…….y últimamente no he hecho ninguna nueva….pero, quien esta detrás de ti, acaso llevaste a alguien contigo a la casa?……y que hace tapado por una sabana?…..Tomas….Tomas que haces?..

La sangre de Tomas se congelo por todo su cuerpo….y simplemente apago el computador, y pudo ver por el reflejo del monitor de la computadora, como alguien cubierto por una sabana estaba parado justo detras de el…
Tomas se levanto lentamente, temblando, se giro hacia la estatua, que estaba inmóvil, con cuidado agarro la sabana, y de un rápido tirón la quitó…..

El grito que dio Tomas de horror fue tan grande que parece que estremeció toda la casa, todas las luces se apagaron, y hubo un profundo silencio…

Gutierrez, regreso de su viaje antes de lo pensado, viendo que Tomas no se había vuelto a comunicar con el, al entrar en la casa, Tomas no estaba por ningún lado, pero Gutierrez vio una estatua de cera cubierta por una sabana, se acerco a ella con cuidado, y al remover la sabana, lo que vio, jamás podrá olvidarlo, era una estatua de cera, hecha a la imagen del cadáver de Tomas, con una expresión de terror en su rostro, como reflejando lo último que vio al morir.

Deja un comentario

Allowed tags:  you may use these HTML tags and attributes: <a href="">, <strong>, <em>, <h1>, <h2>, <h3>
Please note:  all comments go through moderation.