Historias de Horror

Cuentos de terror del escritor panameño Enrique Ceballos

En noche de halloween, a Tony su padre le pidió que saliera a buscar una calabaza del sembradío que quedaba algo distante, Tony no …continue reading Cuento de terror: El hombre de paja

scarecrow-885003_960_720

En noche de halloween, a Tony su padre le pidió que saliera a buscar una calabaza del sembradío que quedaba algo distante, Tony no era un chico muy trabajador que digamos, siempre buscaba la ley del menor esfuerzo, así que cuando lo enviaron a caminar, salió de mala gana, aunque llevó a su fiel perro para que lo acompañara.

Ya había entrado la tarde y estaba oscureciendo mientras Tony caminaba por la carretera de tierra entre los sembrados de maiz del área, sin embargo su perro se detuvo repentinamente y comenzó a ladrar y gruñír sin parar en dirección hacia uno de los sembradíos.

-Qué te pasa Nerón?…qué estás viendo?

Resultó ser que el perro le ladraba sin parar a un espantapájaros que se encontraba en el medio de un maizal, aquel espantapájaros tenía muy alterado y nervioso al perro de Tony, el cual estaba extrañado de la reacción del animal que generalmente era muy tranquilo. Pero se alegró al ver que este espantapájaros era la solución a su pereza por caminar, daba la casualidad que por cabeza tenía una calabaza que incluso ya tenía los agujeros de ojos y boca hechos, solo era cuestión de tomarla sin que nadie se diera cuenta.

-Eres un genio Nerón, me has ahorrado una larga caminata, esperame aquí, ya regreso.

Tony ingreso al sembradío, cuyo maizales eran casi de su altura e impedían un poco ver el camino, pero aún así pudo orientarse hasta llegar al espantapájaros en medio del maiz. Al acercarse a él, Tony sintió un aire siniestro, aquella cosa se veía muy vieja, como si llevara décadas allí puesto, estaba hecho de paja, y tenía un olor muy feo, incluso Tony tuvo que taparse la nariz estando cerca de él.

-Vaya que eres hediendo amigo, necesito tu cabeza.

Tony se inclino lo más que pudo, y utilizando una ramita movió la cabeza hasta que esta cayera al suelo, por suerte no sufrió ningun daño, la levanto, y se dirigió a la camino donde su perro aún ladraba desesperado. Mientras caminaba entre los maizales buscando la salida, repentinamente algo sujeto sus pies haciéndolo caer, cuando se giro para ver, resulto que tenía paja enredada entre las piernas, con la mirada recorrió la dirección en que venían, y se dio cuenta que parecían venir de donde se encontraba el espantapájaros, y no solo eso, también pudo escuchar pasos que venían de esa misma dirección, algo venía, porque claramente se movían los maizales, Tony se puso en pie y corrió hasta llegar donde su perro y sin detenerse, siguió corriendo sin para hasta llegar a casa, pero tuvo tiempo de mirar atras mientras lo hacia, y para su terror en el camino estaba aquel espantapájaros sin cabeza mirándolo mientras huía en pánico.

Al llegar a casa, entro rápidamente temblando y muy asustado dejando la calabaza en la mesa y subiendo a su habitación donde cerró la puerta, su padre parecía no estar en casa, lo que aumento su temor. Todo era silencio en la casa, hasta que Nerón comenzó a ladrar y gruñir nuevamente alertando a un muy nervioso Tony, quien al asomarse por la ventana, entró en pánico nuevamente al ver al espantapájaros sin cabeza en su patio trasero, esa cosa estaba viva, y parecía venir a reclamar su cabeza.

-Siento haberme llevado tu cabeza, si eso es lo que quieres te la voy a devolver, pero ALÉJATE DE MÍ!!

Tony le gritó de esta forma al hombre de paja, y bajó las escaleras, su plan era abrir la puerta de la casa para que entrara el espantapájaros y se llevara su cabeza, así que corrió, abrió la puerta, su perro entró, y también venía el espantapajaros, Tony trato de regresar muy rápido a esconderse, pero al hacerlo cometió un error y con el brazo golpeó la calabaza cayendo esta al suelo y rompiéndose en pedazos.

El pobre chico quedo petrificado, paralizado mirando como la cabeza del hombre de paja estaba destruida, ahora qué haría?…no tuvo mucho tiempo de pensar en nada, ya que el espantapájaros había entrado a su casa y estaba parado justo frente a él. Los gritos de Tony y los ladridos de Nerón se mezclaban en la oscuridad de la noche, hasta que por fin hubo un silencio perturbante.

Unas horas despues su padre regreso a casa, encontrando todo en desorden y en el suelo, junto a una calabaza hecha pedazos, había también un bulto enorme de paja seca, el padre muy nervioso al no ver a su hijo removió la paja poco a poco, encontrando debajo de ella el cuerpo sin vida de Tony. El hombre gritaba y lloraba de dolor al ver a su hijo muerto, sin embargo algo faltaba, el padre se dio cuenta de un rastro de paja que iba en dirección al camino de tierra, saco fuerzas de donde no tenía y junto con el fiel perro de Tony siguió el rastro hasta el maizal donde estaba el espantapájaros, él no entendía qué significaba todo esto, así abriéndose paso por entre el maiz, llegó hasta donde estaba aquel hombre de paja, encontrando lo que faltaba en el cuerpo de Tony, su cabeza, la cual ahora era la nueva cabeza del espantapájaros, el padre simplemente cayó de rodillas, mientras sus lágrimas bajaban por su rostro al ver tan espeluznante escena.

Deja un comentario

Allowed tags:  you may use these HTML tags and attributes: <a href="">, <strong>, <em>, <h1>, <h2>, <h3>
Please note:  all comments go through moderation.