Historias de Horror

Cuentos de terror del escritor panameño Enrique Ceballos

Esta historia nos enseña que a veces las bromas de terror pueden llegar muy lejos, tal vez demasiado.

vampire-625851_960_720

Carlos era el chico bromista de la escuela, algunas veces exageraba, y sus compañeros se molestaban, sin embargo, el continuaba y esta vez quería hacer su broma mas pesada hasta la fecha, y la victima perfecta era Raúl, un chico de 14 años algo introvertido, que no hablaba mucho, pero siempre se le veía leyendo algún libro de historias sobre vampiros, ya que le fascinaba el misterio y la elegancia que proyectan. Carlos tenia planeado asustarlo y le pidió ayuda a Sara, una chica por la cual Raúl suspiraba, y haría cualquier cosa que ella pidiera.

– «Sara necesito que me ayudes a gastarle la mejor broma posible a Raúl, sera algo épico», dijo Carlos.

– No lo se Carlos, el es buen chico y no molesta a nadie….

– «No seas tonta Sara, nada le va a pasar, ayúdame esta vez y te prometo ayudarte a comprar esa cartera que tanto te gusta»
..le replico Carlos.

– «Esta bien te ayudaré, dime que tengo que hacer…….»

La idea de Carlos era convencer a Raúl, de ir con el en la noche al parque del pueblo cerca del bosque, donde Raul pensaba
que no era bueno ir, porque en ese bosque habitaba un vampiro, que el lo había visto, porque una vez paso de noche y vio un hombre, el cual nunca había visto en el pueblo antes.

-«No seas cobarde Raúl, los vampiros no existen, además, en el parque va a estar Sara esperándote, me dijo que quier hablar contigo, yo creo que le gustas»…..dijo Carlos para convencerlo,… «ademas tu sabes que si hay un vampiro, solo debemos correr a mi casa que esta cerca, recuerda que no pueden entrar si no los invitas a pasar, estaremos a salvo»

-«Esta bien Carlos iremos esta noche, me da algo de miedo, pero mi amor por Sara me da valor; igual llevare estacas»….dijo Raúl visiblemente nervioso, pero animado.

-«Estas loco Raul, pero esta bien vamos»

Esa noche fueron como lo habían acordado, al llegar allí estaba Sara en un banco esperándolos, Carlos le dijo a Raúl que se acercara a ella para hablarle mientras el se llegaba un poco mas atrás, Raul un poco nervioso por la terrible oscuridad de la noche, pero a la vez emocionado de pensar que Sara también lo quería se acerco a ella.

-«Hola Sara, me querías hablar?»….pregunto Raúl, pero Sara no se giraba a verlo ya que estaba de espaldas a el.

-«Sara estas bien??»….pregunto ahora Raúl ya visiblemente asustado y puso su mano en el hombro de ella, mientras Carlos ya venia caminando detrás.
En eso Sara se voltio súbitamente, con unos colmillos de vampiro y sangre falsa en su boca, dando un grito espeluznante, Raúl sintió como su corazón se quería salir por la boca, su susto fue tan grande que sin pensar en que era una mala broma por parte de sus «amigos», se adentro corriendo en el bosque gritando, mientras Carlos no podía para de reír con una risa burlona.

-«Ves como corre Sara? jaja…te dije que iba a ser épico».. jaja…reía Carlos

– Si, estubo bien Carlos, pero ahora debemos llamarlo, se ha metido al bosque y debe estar muy asustado»

– Tienes razón, ya me divertí, vamos a buscar al cobarde bebe»..

Entraron al bosque a buscar a Raúl, pero por mas que lo llamaban no respondía, tal vez se había internado muy en lo profundo, en eso empezaron a notar como una niebla llegaba de la nada en la oscuridad del bosque, todo se tornaba mas tenebroso, y empezaron a entender que tal vez no fue muy buena idea.

-«Creo que no debimos hacer esto Carlos, ahora no vemos a Raúl y nosotros mismos estamos asustándonos»…decía Sara..

-«No te preocupes, lo encontraremos y saldremos de aquí….Rauuuuulll, sal Raauullll, era una broma…..Rauu…pero sus llamados fueron interrumpidos por Sara, la cual estaba petrificada al ver una figura de un hombre detrás de Carlos»

-«Carlos que es eso??»……dijo una aterrorizada Sara….pero Carlos no tuvo tiempo de ver bien la figura siniestra, porque unos ojos rojos y brillantes, con unos colmillos enormes dibujaron la cara de aquella criatura.

Carlos y Sara empezaron a correr despavoridos en diferentes direcciones mientras este ser los perseguía por todo el bosque, haciendo unos sonido espeluznantes, entre tanto correr se separaron, y Carlos logro ver como este ser brincaba sobre Sara y la atrapa, Sara gritaba pidiendo ayuda a Carlos, pero este estaba tan asustado que siguió corriendo sin parar, mientras su corazón pudiera soportar tanto ajetreo, por el camino tropezó con algo y cayo, logro ver que eran las estacas que Raul había llevado, pero ni rastro de el, Carlos se levanto y siguió corriendo, ya no se escuchaban los gritos de Sara

-«Por Dios!!, es un vampiro, es un……debo llegar a mi casa, allí estaré a salvo, el no puede entrar si no lo invito a pasar…..debo llegar…..debo llegar»..repetía Carlos….mientras de su rostro corrían lágrimas que se mezclaban con su sudor.

Logro llegar Carlos a su casa, que estaba sola porque sus padres no estaban, entro corriendo y cerro la puerta, subió a su cuarto y se metió en la cama arropándose hasta la cabeza…no dejaba de pensar en sus amigos y en el vampiro que los había atacado, mientras rezaba y seguía llorando..
Carlos empezaba a quedarse dormido, cuando escucho que alguien tocaba el timbre de su puerta, quien podría llamar a la 1 de la madrugada?
Aun temblando y muy asustado, Carlos bajo y se asomo por la mirilla de la puerta…eran Raul y Sara, que de alguna forma habían logrado escapar con vida de aquel vampiro en ese maldito bosque, Carlos rápidamente les abrió la puerta..

-«Por Dios, están vivos….están vivos…que alegría verlos, pasen, entren rápido, si ese vampiro viene detrás de ustedes no podrá entrar, porque además de ustedes no pienso dejar entrar a nadie’…..dijo un reconfortado Carlos al ver a sus amigos sanos y salvos….

– «No te preocupes Carlos, de verdad que eres muy rápido, y lograste escapar, Sara y yo no pudimos»..exclamo Raúl

-Porque no regresaste por mi Carlos….dijo una Sara muy serena y tranquila, tanto que no era normal…»dejaste que me atrapara y me mordiera»….

-‘ «De que hablan este no es momento para bromas»…….Carlos notó que Sara tenía unos agujeros en su cuello, al igual que Raúl….un frío recorrió todo su cuerpo y tuvo el mas horrible presentimiento..

Los ojos de Raúl y Sara cambiaron a rojo brillante, y unos colmillos salían de sus bocas….Carlos comprendió que ya no eran sus amigos…

– «Lo siento……siento mucho esto….por favor no me lastimen, yo no quería que esto les pasara»..decía Carlos mientras lloraba..

Mientras el lloraba y rogaba por su vida en manos de sus renovados amigos, un hombre vestido de negro llego a su casa y toco el timbre de la puerta…

Sara, con un rostro aterrador, desfigurado y lleno de colmillos, se acercó a la puerta para abrirla…

-«Buenas noches, pase adelante caballero», fueron sus palabras.

Deja un comentario

Allowed tags:  you may use these HTML tags and attributes: <a href="">, <strong>, <em>, <h1>, <h2>, <h3>
Please note:  all comments go through moderation.