Historias de Horror

Cuentos de terror del escritor panameño Enrique Ceballos

¿Qué tienen en común una historia de terror, un payaso y una fiesta de cumpleaños? Sigan leyendo y lo averiguarán.

clown-1537543_960_720

Se acercaba el cumpleaños de Javier, un niño de apenas 6 añitos, el sonaba tener una fiesta con todos sus amiguitos, y por supuesto un divertido payaso, ya que el los había visto en el circo de la ciudad, pero nunca a uno de cerca, y tenerlo en su fiestecita seria genial.

Nelson y Amanda eran sus padres y estaban dispuestos a cumplir con el deseo de su único hijo, el problema era que se estaban dando muchos robos y algunos desaparecidos en el área, sobre todo niños, que no dejaban rastro, así que no querían traer a un extraño a la casa, y mucho menos si venia con la cara pintada y disfrazado, ya que seria imposible saber quien realmente es, así que a Nelson se le ocurrió una gran idea y llamar a un amigo que estaba desempleado.

-Hola Jaime como estas?, soy Nelson, amigo, se que estas falto de dinero, y ya que este sábado voy a tener la fiestecita de Javier, te quería pedir que vinieras disfrazado de payaso, te voy a dar dinero para que alquiles un camión de helados para regalarle a los niños invitados, mi hijo se pondrá feliz y tu ganarás algo, que te parece??

-Claro que si Nelson, no sabes cuanto me ayudas, cuenta conmigo, estaré allí sin falta…..contestó Jaime.

Así las cosas Nelson ocupó los días siguientes a decorar la casa con globos de colores, comprando regalos para su querido niño, y Javier estaba muy feliz como todo niño lo estaría.

-Papi estoy muy alegre, ya le dije a todos mis amiguitos que vengan, esta será la mejor fiesta que jamás he tenido, no puedo esperar para ver al payaso……decía un emocionado Javier.

El dia de la fiesta, todo estaba listo, los niños ya estaban llegando, la música infantil sonaba, pero aun no llegaba Jaime con el camión de helados; ya estaba retrasado, Javier le preguntaba a su papa, donde estaba el payaso, que todos estaban ansioso por verlo….Nelson empezó a llamar a Jaime por el teléfono, pero no había linea, o tal vez estaba apagado.

-No se que ha pasado con Jaime, Amanda, esta retrasado y no contesta el teléfono…..

En eso la angustia de Nelson se transformo en alegría cuando vio llegar a su amigo con el camión de helados, la hermosa música que siempre suena, y el bajándose del camión vestido de payaso, los niños y sobre todo Javier corrieron felices hacia el payaso, que les regalaba globos con forma de animales y les hacia bromas, todos disfrutaban del show…mientras Nelson y su esposa observaban por la ventana lo que sucedía afuera..

-Vaya mi amor, ese amigo tuyo si que sabe como ser payaso, Javier esta feliz..
-Tienes razón Amanda, aunque lo veo algo diferente, no lo recuerdo tan alto, y se pudo haber maquillado mejor, me parece un poco tenebroso para los niños….pero lo importante es que esta aquí y Javier disfruta.

Al rato, Nelson vio como su amigo Jaime invitaba a los niños al camión de helados, para dar un paseo por el barrio, a lo cual los niños aceptaron subiendo al vehículo, a Nelson le pareció una idea algo extraña, así que decidió salir a hablar con Jaime, pero ya el camión había partido.

-Bueno, seguro solo sera una vuelta querida….lo esperaremos aquí afuera…dijo Nelson a su esposa..

El camión demoraba en regresar, y no se veía por ninguna parte, Nelson se estaba empezando a preocupar….y fue cuando su teléfono recibió una llamada, en la pantalla decía «Jaime».

-Jaime, donde estas, ya es hora de que regreses con los niños, la fiesta es aqui, no dando paseos por el barrio con el camión…ademas…

-Pero que dices Nelson, te estoy llamando para decirte que no podre ir a la fiesta, no pude alquilar el camión, ni conseguir el disfraz a tiempo, lo siento amigo, pero que me decías de pasear por el barrio?…….que…

Un frío recorrió la espalda de Nelson que soltó el teléfono, y corrió a llamar a la policía…….tomo su auto y salio a buscar el camión de helados, ya había caído la noche y estaba oscuro, Nelson y Amanda, estaban como locos buscando y buscando, mientras rezaban y le pedían a Dios que nada le ocurriera a los niños….al llegar cerca de bosque, vieron el camión accidentado a un lado de la carretera….fueron corriendo a ver el camión por dentro, pero no había rastro de ninguno de los chicos, apenas algunos zapatos, conos de helados, y algo escalofriante, algunas manchas de sangre..

-Por Dios Nelson, que le ha hecho a nuestro hijo y a los niños?….decía Amanda mientras no podía controlar su llanto y desesperación….
Lograron ver un rastro que salia del camión y se internaba en el bosque, el rastro eran mas ropas de los niños, que parecía que algo los había arrastrado hasta dentro del bosque, Nelson y Amanda, caminaban en la negra noche, y el rastro los llevaba hasta una cueva tan oscura en la cual no se podía ver nada dentro, pero escucharon el grito de uno de los niños dentro, lo cual los hizo correr en desesperación, entraron a la cueva, sintieron como si entraran al mismo infierno, encendieron unas linternas para poder ver….

-Que demonios es este lugar….se preguntaba Nelson, mientras su esposa no dejaba de temblar…
Una gota de sangre cayo sobre la cabeza de Amanda, lo que provoco que alumbraran hacia arriba…..fue entonces cuando ambos cayeron de rodillas, mudos de terror, al ver a todos los niños colgados del techo de la cueva, con sus cuerpecitos abiertos y sus entrañas colgando…..ambos empezaron a gritar de dolor, sin embargo, no veían a Javier colgado como los demás….intentaron buscarlo, y al fondo de la cueva vieron una sombra, pensaron de era Javier, pero al tratar de alumbrarla, el cadáver de Javier les fue arrojado encima, para evitar que la vieran…..
Los padres, no pararon de gritar y llorar al ver el cuerpo de su niño, todo desgarrado y sin vida……los vecinos y la policía llegaron al lugar, guiados por los gritos de Nelson y Amanda, nadie jamas había visto una imagen tan dantesca, desde ese día nadie entra al bosque, nadie celebra cumpleaños y todo se ha vuelto tristeza para los que habitan allí…..pero no todo es malo, no todo es tristeza, hay alguien que aun esta en esa cueva, alguien que aun sonríe de felicidad, porque los payasos núnca están tristes!!

2 Comenarios

2 Records

  1. on 2 noviembre, 2016 at 10:13 am
    Juana Márquez escribió:

    Me gusta esta historia de terror , me encanta todo lo que sea terror .

    Responder
    • on 2 noviembre, 2016 at 11:10 am
      Enrique Ceballos escribió:

      Muchas gracias Juana, si quieres leer más cuentos de terror estate pendiente al website ya que iré subiendo nuevos cuentos semanalmente. También, si quieres ayudarnos a difundir más nuestro website puedes comentarlo entre tus amigos y compartirlo en las redes sociales, te lo agradecería un millón 😀

      Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Allowed tags:  you may use these HTML tags and attributes: <a href="">, <strong>, <em>, <h1>, <h2>, <h3>
Please note:  all comments go through moderation.